Misreadings (trece+1) del 2013

1- El monóculo melancólico, Guido Ceronetti. La infinita erudición de Ceronetti va de la mano de su infinita capacidad e imaginación sintácticas. En la prosa de Ceronetti se da un enroque de conocimiento y creación, hasta crear un delicadísimo paño verbal que, no obstante, está atravesado por una mordacidad y humor implacables. Ceronetti ensaya desde […]

Leer más…

Autorretrato de Cioran

El año 1941 escrito a lápiz al final del manuscrito, y/o “colección de exageraciones enfermizas” al inicio del mismo; la admiración hacia Madame Deffand, “tal vez la persona más clarividente de aquel siglo” XVIII; un “paisaje donde el infinito no tiene lugar”; “un país feliz en su espacio, con personalidad geográfica bien definida, lograda incluso […]

Leer más…

Cuatro notas sobre Glenn Gould

1 Libro que creo imprescindible en toda biblioteca: Escritos críticos, de aquel músico que por 1964 decidió encerrarse, hasta sus últimos días, en estudios de grabación. De ese modo, aislado en madrigueras habitadas por resonancias de Bach, Mozart, Beethoven, Schoenberg, y otros pocos selectos, Glenn Gould dejaba atrás una década de conciertos en vivo que […]

Leer más…

El último día de la novela

Las pistas que podrían ayudarnos a desenredar las complejas y sinuosas redes narrativas que sostienen El último día del estornino (notas para una novela) de Gerardo Fernández Fe, podrían encontrarse, en parte, en algunas de las ideas que sobre el hecho literario desarrolló Marcel Proust —implícita y directamente— en toda su Obra. Las referencias explícitas que […]

Leer más…

Sobre La Numancia cervantina

La Numancia es una obra trágica en la que podría hacerse una lectura que no se corresponda con una alegoría de principios patrióticos. El hermoso y terrible destino de los numantinos, desprendido en buena parte de su voluntad (libre elección), dándose muerte unos a otros antes de ser abatidos por las tropas romanas de Escipión, […]

Leer más…

De lo Clásico y lo Barroco (A propósito de R. M. Rilke y G. Benn)

Tradúzcase clásico en tanto imposibilidad de metástasis poética; tradúzcase barroco en tanto posibilidad de inflexiones inéditas. Ambos, verdugos esenciales. Todo sujeto produce con y a partir de ellos. Pensémoslo de este modo: todo estilo/manifestación estética —incluso ética— se deriva del accionar barroco o clásico. Si se hubo de llegar a un ocultamiento del ser como […]

Leer más…

El triunfo melódico del fracaso

Julio Ramón Ribeyro: La tentación del fracaso. Lorenzo García Vega: El oficio de perder. Ambos libros cavan en aquella arquitectura de la demolición del ser de la que habló Fitzgerald en sus memorias The Crack-Up. Desmoronamiento que, sin embargo, deviene en hermosa paradoja estética: la apuesta por una escritura de riesgo constante, roedora de sintaxis […]

Leer más…

Minima Moralia o el materialismo melancólico

Con la filosofía nietzscheana se originó una fractura —resultante de los quiebres que provocaron Kierkegaard y Schopenhauer— de los grandes sistemas filosóficos que van desde Platón (uno de tales inventores de Sócrates, junto a Jenofonte et al.) hasta Hegel[1]; o más bien se produjo el retorno a un modelo de escritura presocrática donde literatura y filosofía […]

Leer más…